08 Abr

Adicción al móvil, como podemos curarla?

adiccion al movil

A medida que los teléfonos móviles se han convertido en algo frecuente en la sociedad moderna, algunas personas tienen un problema importante por no ser capaz de retirarse, de desligarse de su teléfono móvil. Son los así llamados “teléfonos inteligentes”, que combinan la funcionalidad de un organizador, navegación por Internet, selección de melodías, y pueden tomar fotografías.

Pero sólo empeoran la dependencia del smartphone. El uso de tales dispositivos para tareas cotidianas, el trabajo y la compañía de amigos y familiares es perfectamente normal. Pero no ser capaz de apagarlos en el ejercicio de una conversación con tu pareja o un amigo que está sentado frente a ti, puede significar un problema creciente.

Es probable que tus hijos tengan este tipo de adicción, pero también sucede que muchas veces los padres estén padeciendo esta afección. En general es muy amplia la gama de personas afectadas por este flagelo.

Ante la pregunta de: qué hacer en estos casos, hemos atesorado varios consejos que pueden serte muy útiles.

Las señales de este peligro creciente

De acuerdo con la investigación sobre la adicción al teléfono móvil, las señales de advertencia incluyen desde el aumento de las facturas por los servicios de telefonía, hasta tener reacciones irracionales al estar lejos del móvil por cualquier motivo. También se incluye una obsesión creciente por vigilar todo el tiempo lo que sucede en tus perfiles en las redes sociales, o por superar la última puntuación en el Angry Birds o el Candy Crush.

¿Qué hacer para hacer frente mejor a la adicción del teléfono movil? Si sientes que no puedes deshacerte de tu móvil o que tus gastos de servicio móvil cada día se incrementan más. No te preocupes, hay algunos pasos que puedes tomar para llevar la relación con tu teléfono celular de regreso a la tierra.

Estos son:

El seguimiento del uso del móvil

adiccion al movilLo primero que debes hacer es llevar un registro escrito de tus actividades en con el móvil. Sí, es molesto hacerlo, pero cuanto más mantengas un registro del tiempo que pasas, envías mensajes o hablas por tu teléfono móvil, mejor serás capaz de controlarlo. Anota en un bloc de notas cuando estás hablando, enviando mensajería, o realizas otras actividades en el teléfono. Mantén la revista de tiempo en una semana, a continuación, revisa las cantidades de tiempo que estás gastando en cada actividad.

Paradójicamente, puedes recurrir a algunas aplicaciones que están destinadas a controlar este vicio creciente en los usuarios de los móviles. Si las usas a consciencia, pueden ser una herramienta para que luches contra esta adicción.

Una de las más famosas en Moment una aplicación disponible para iOS. Este software hace un relevamiento de todas las actividades que lleva adelante el usuario, y emite un reporte. Luego, si la persona está dispuesto a seguir sus consignas, puede limitar el tiempo que empleará con el móvil diariamente.

Por ejemplo, puede limitarlo a 60 minutos diarios, o tal vez 40. La aplicación comienza a contar el tiempo que emplea en realizar llamadas, enviar mensajes, navegar el Internet o en entretenerse con juegos. Obviamente no cuenta los minutos en los que el móvil está encendido pero inactivo. Cuando el total de minutos elegidos se agota, la aplicación apaga el dispositivo. ¿Frustrante? Puede ser, pero bien empleado puede ser muy útil.

Inicia el destete

Ahora que sabes que estás gastando 10 horas a la semana en la mensajería, este es el momento de empezar a recortar. Toma las cosas con calma y comienza con la actividad menos importante para la cual usas el teléfono.

Comprométete a reducir el tiempo dedicado a la actividad de teléfono sólo el 10% la primera semana. Así que si estás gastando 10 horas a la semana en la mensajería, el objetivo será de 9 horas la próxima. Esto significa ser más consciente cada vez que utilizas el teléfono para esa actividad.

Comprometerse a estar en el momento

Una de las razones porque las personas utilizan sus teléfonos celulares tanto como lo hacen es por estar con otra persona en otro lugar. Eso está bien cuando estamos haciendo cola en la oficina de correos, pero menos aceptable cuando tu pareja o un amigo está tratando de tener una conversación contigo.

Comprometerse a desconectar el teléfono movil, o al menos ponerlo fuera de la vista, mientras te encuentres en una conversación cara a cara con otra persona, es un excelente comienzo. No es sólo útil para tu adicción. Realmente, puede que te sorprendas al saber que vas a recuperar el respeto de estas personas.

No necesitas ese tipo de conexión

Muchas personas pasan mucho tiempo en sus smartphones, ya que creen que es una parte necesaria de sus conexiones con otros. Se han hecho adictos a manifestar una capacidad para alcanzar y responder de forma inmediata a todos y cada uno de los tipos de comunicaciones. Pero si lo piensas un poco, ¿con qué propósito?

Si necesitas este tipo de conectividad hiperactiva, sugiere que hay algo que no es del todo saludable con algunas de esas relaciones, para empezar. La calidad social, el trabajo y las relaciones románticas no se construyen sobre 180 caracteres, o chistes que no tienen sentido fuera del ambiente virtual.

Si bien es divertido por un tiempo, no te va a llevar a una relación de mayor calidad o una vida mejor y más agradable. Esto puede ser fuente de ansiedades y de otros problemas existentes en tu vida.

Nada es tan importante como tú crees

Algunas personas consultan el correo electrónico a través de su teléfono móvil sin cesar porque creen que algo tan importante podría llegar, que requerirá su atención inmediata. Claro, podemos entender que en algunas posiciones, en algunos puestos de trabajo, eso es cierto.

Sin embargo, para el 99,9% de las personas y puestos de trabajo, no lo es. Incluso si se es el CEO de una empresa, no hay prácticamente nada que pudiera llegar que no pueda esperar hasta que regreses a la oficina. Recuerda, si es tan importante, alguien te llamará.

Apágalo. Sí, leíste bien: apágalo

No hay nada que tengas que hacer en el medio de la noche, en que el teléfono móvil te alerte a que no vas a estar allí por la mañana (a menos que seas el presidente, entonces es posible que desees mantener tu teléfono celular a mano). Al apagarlo y guardarlo, estás tomando de nuevo el control consciente de tu vida y de esta pequeña pieza de tecnología.

La tecnología funciona para nosotros, no al revés

Si la tecnología está tomando el control de tu vida, la creación del estrés, la ansiedad, los desacuerdos con otras personas en tu vida, o dificultades financieras, entonces tiene una relación hacia atrás con la tecnología.

La tecnología funciona para nosotros. Si no estás trabajando para ti, estás en el lado perdedor de la relación, y es el momento de poner una estaca en el suelo y asumir la responsabilidad y el control de tu uso de la tecnología. Separa tiempos específicos del día o de la noche en que vas a utilizar tu teléfono celular.

La adicción al teléfono móvil

La adicción al teléfono móvil no tiene que arruinar tu vida, tu trabajo, o tus relaciones con los demás. Si estos consejos no ayudan, podría ser una señal de que la adicción al teléfono celular es más que un problema en tu vida, más de lo que pensabas. Un psicoterapeuta que tenga experiencia en el tratamiento de adicciones a menudo puede ayudar en tal caso, y es un tratamiento que debes explorar si no puedes reducir el uso del móvil por ti mismo.

One thought on “Adicción al móvil, como podemos curarla?

  1. Pingback: Contaminación tecnológica | Contaminación Mundial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *